lunes, 26 de octubre de 2009

Proyecto:Grupo de Mujeres con dificultades reproductivas en Montevideo-Uruguay

Hace un mes aproximadamente le escribí una carta a Procrear Uruguay con el fin proponerles la organización de un grupo abierto y gratuito para mujeres con dificultades reproductivas. A mediados de este mes la carta fue publicada teniendo algunas respuestas entusiastas.

Aún no se ha concretado fecha para la primera reunión, pero aprovechando que aún no se ha iniciado con el grupo, quisiera hacer la invitación también aquí para todas aquellas mujeres que estén atravesando la situación y viviendo en Uruguay, quieran participar.

También quisiera invitar a todas aquellas mujeres que quieran trasmitir su experiencia del tema, que me escriban a la dirección info@espacionutrcio.com para que su testimonio sea publicado en esta página o sea leído en el grupo, ya sea para dar ánimos, para trasmitir su comprensión o empatía con las otras mujeres que viven la misma situación o simplemente para contarnos su historia. Cada historia suma experiencia para todas.

Aquí traduzco algunos ejemplos que aparecen en el libro de la Dra. Alice Domar “Conquering Infertility” de cómo los grupos han ayudado a otras mujeres en esta situación:

“Yo nunca había conocido alguien que tuviera que batallar con la infertilidad-todas mis amigas cercanas quedaron embarazadas con facilidad. Cuando ingrese el programa de Ali y vi un cuarto lleno de mujeres que rondaban en mi misma edad y que habían pasado por lo mismo que yo, quede sobrecogida. Fue realmente lo mejor que he atravesado en mi vida. Me dio una oportunidad de conocer un grupo increíble de mujeres y adquirir más conocimiento, no sólo desde el punto de vista de la infertilidad sino también de cómo lidiar con lo que estoy atravesando y como poner las cosas en perspectiva. No me di cuenta hasta que fui a esa clase lo fuera de control que estaba. Esas mujeres me ayudaron a recuperar el control de mi misma. Además, ahora tengo a todo un grupo de personas a las que puedo llamar si tengo preguntas, porque ellos han pasado ya por todo ello”.

“Mucha gente le dice al grupo cosas que no le puede decir ni a sus amigos más íntimos. Sabemos cosas unas de otras que nadie más en el mundo sabe. Nos quejamos de nuestros esposos, lloramos juntas, y nos reímos también. Bromeamos acerca de las inyecciones, nos reímos de nuestros doctores-probablemente no debería decir esto, pero muchas de nosotras tenemos los mismos doctores, y hacemos bromas de ellos. Pero es también una red, un intercambio de tecnología médica. Conocimiento es poder en esta situación. Debemos hacer algo para tomar el control de la situación”

¿Cómo te puede ayudar un grupo en esta situación?

Brindando apoyo, comprensión, información, vínculos de amistad, seguridad a través de la verificación de que tus sentimientos son válidos y naturales ante la situación que estas viviendo, ayuda valiosa para tomar decisiones y apoyo ante las mismas, recomendaciones para atravesar las distintas situaciones que ya le han tocado vivir a otras. FUERZAS PARA SEGUIR ADELANTE y llegar por un camino u otro a la maternidad tan deseada o a la opción que mejor te siente a ti y tu pareja.

Finalmente invito a todas las mujeres que hayan tenido la oportunidad de tener apoyo grupal en esta situación que nos cuenten como les ha ayudado a ellas participar en estos grupos.

Desde ya muchas gracias a todas!!!

2 comentarios:

  1. Este era el post que quería comentar desde hace días, y no encuentro momento con calma.
    Como sabes, te comenté que mi hija fue concebida a través de fertilización in vitro.
    Yo tengo SOP y mi marido conteo bajo de espermatozoides.
    Creo que no somos un caso típico de pareja con problemas de fertilidad, porque nunca llegamos a desesperarnos ni a deprimirnos.
    Cuando llevábamos un año intentando sin éxito, acudimos a una clínica de fertilidad privada. Allí, nos cogieron rápidamente con el lazo del marketing, y en menos de un mes estábamos metidos en el tratamiento de FIV. Fue negativo. Tras el negativo nos sentamos a reflexionar, y vimos que la dinámica de las clínicas privadas te hacen pagar una gran cantidad de dinero tratamiento tras tratamiento sin detenerse a mirar cómo está el cuerpo y el alma de los miembros de la pareja.
    Cambiamos de planes. Decidimos pasarnos al hospital público, en el que por lo menos no hay que pagar, y que como hay listas de espera, tienes un tiempo -a veces desesperante, según qué hospitales- para irte conociendo mejor. Tomamos algunos suplementos nutricionales, intentamos mejorar -un poquito- nuestra vida con más calma y optimismo. Al tocarnos, un año más tarde, el tratamiento en el hospital público, ya fue positivo, y vino mi niña.
    En realidad, nunca nos desesperamos, hubiéramos sido también una pareja feliz sin hijos, con muchos contenidos vitales (ya ves, luego la maternidad me ha dado un gran revolcón desde todos los puntos de vista, pero yo era feliz también sin hijos). Quise hacer los tratamientos por no dejar de intentar lo que estaba en nuestras manos, si la ciencia daba esa posibilidad no íbamos a desecharla.
    Mi marido tiene un tren de trabajo tremendo, y yo siempre fui una mujer lógica cerebral muy alejada de mis instintos femeninos y de la "mujer salvaje", que tras la maternidad, estoy recuperando.
    En el período de búsqueda de un embarazo, nunca ocultamos a nuestros amigos más cercanos lo que estábamos viviendo, lo llevamos dentro de lo que cabe con esperanza y buen humor.
    Encontré el foro de www.lainfertilidad.com, que es una comunidad virtual que ha servido de ayuda, compañía, información y apoyo a muchas parejas. Curiosamente, no fui muy activa mientras estábamos con los tratamientos, pero sí una vez logrado el embarazo, y de allí salimos un grupo de madres amigas que luego fundamos el foro de www.rincondemadres.com, y que somos hoy una importante "tribu" virtual, de apoyo mutuo.
    Ahora me enfrento al reto de querer tener otro hijo si fuera posible, aún no nos lo hemos propuesto en serio, pero tampoco nos hemos protegido nunca después que nació la niña.
    Esta es a breves rasgos mi historia, seguro que hay mucho donde profundizar, pero no quería dejar de compartirla contigo, y con las mujeres que formen parte de tu grupo.
    Deseo que el proyecto de grupo salga adelante, y las mujeres encuentren un lugar calentito donde hacer más llevadero el camino hacia la concepción y el embarazo.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Ileana muchísimas gracias por compartir tu historia!!!

    No todas las mujeres, ni todas las parejas viven la dificultad para llegar a ser padres de la misma forma. El deseperar- más o menos -tiene que ver con muchos aspectos, como la historia personal y el modo que tenemos de enfrentar las situaciones adversas, también con nuestra conexión o desconexión a las propias emociones. No creo que allá una manera correcto o incorrecto de enfrentarlo, pero considero que sería una lástima no aprovechar la oportunidad para reflexionar, hacer un poco de silencio y escuchar lo que nos pasa en esta situación. Salir de ella o transitarla conociéndonos un poquito mejor, y también fortaleciendo la pareja, aprendiendo a enfrentar juntos los obstáculos que se presentan. Para muchos esto se convierte en una verdadera prueba de la comunicación y amor de la pareja.

    Creo que el tiempo de espera que se dieron fue muy valioso, muchos no se atreven a mirarse ni un poquito. Es comprensible, es algo que en general asusta...y la ansiedad y angustia no son muy amigas del tiempo, pensamos que sólo un tratamiento positivo puede devolvernos la paz y felicidad tan ansiadas.
    Tampoco son muchos lo que se animan a visualizar un futuro sin hijos y afirmar que podrían ser felices sin ellos. Creo que hay parejas que si pueden ser muy felices de esta forma y otras que deben encontrar una manera de llegar a la paternidad, ya sea a través de un tratamiento o a través de la adopción. Pero para saberlo tendrían que indagar un poquito en el interior de ellos mismos y recorrer un camino que será más corto o largo de acuerdo a la necesidad personal y de pareja.

    Muchas gracias por tus buenos deseos!!!, por ahora seguimos en el intento de fijar una fecha para el primer encuentro!

    un abrazo grande!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario!